Empresas Felices en tiempos de pandemia ¿Es esto posible?

Deberíamos iniciar mencionando una frase que de seguro ya hemos escuchado muchas veces, “estamos atravesando por una situación atípica para la que nadie estaba preparado” y efectivamente, esa es la realidad. Ante un evento de trascendencia mundial como lo es la pandemia por el COVID 19, podemos observar el impacto negativo en los distintos ámbitos, social, económico, familiar, laboral, etc., ligado a esta situación podemos percibir el cambio en el estado de ánimo de las personas, en su manera de desenvolverse, en el aumento de sus niveles de stress, en el replanteamiento de sus prioridades y preocupaciones. Gran parte de esas personas son las que acuden diariamente a las Empresas para desarrollar su actividad Laboral.

Partiendo de la base de que el Éxito Empresarial depende de una fuerza laboral motivada, las Empresas y los profesionales del área de Recursos Humanos deberán acrecentar los esfuerzos para realizar actividades encaminadas a reducir los niveles de stress y la carga emocional de todos sus colaboradores. Ciertamente esta no es una tarea fácil, se deben hallar mecanismos de acción que involucren a todos los niveles de la compañía.

Establecer modalidades de trabajo escalonado, flexibilidad de horario, home office y otros son opciones muy válidas, y en definitiva darán al colaborador una mayor tranquilidad al desarrollar sus actividades, no obstante,

lastimosamente estas no son alternativas para todos los tipos de trabajo. Un alto porcentaje de las actividades laborales requieren la presencia física y el cumplimiento de una carga horaria fija, por lo cual, lo principal debería ser poder crear un ambiente en el cual se genere en el colaborador una sensación de seguridad, que sienta y vea que la Empresa se interesa por su bienestar y por su salud. La implementación de todas las medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias podría ser un buen inicio, la difusión de informaciones útiles y de fuentes oficiales que puedan aclarar dudas que las personas puedan tener, la provisión de equipos de protección, asesoramiento médico, charlas informativas, apoyo emocional y cualesquiera otras acciones que se consideren validas de acuerdo a las políticas y recursos de los cuales disponga la Empresa.

Es fundamental tener en cuenta el temor que genera en las personas una situación como esta, no solo temen por si mismos cuando salen de sus casas para ir a trabajar, sino también los atormenta pensar en la idea de que sus familias se vean en riesgo o afectadas, lo cual aumenta aún más la tensión, por tanto, será de suma importancia interiorizarse de la realidad de cada colaborador, preocuparse no solo por ellos sino también demostrar interés por sus familias, nunca estará de más preguntar “¿Y por casa cómo estamos?”, esto sin duda puede marcar la diferencia, y a través de esto quizás podríamos reducir notablemente los niveles de stress al identificar situaciones y aspectos personales de los colaboradores que por lo general desconocemos y en los cuales tal vez podríamos brindarle algún tipo de apoyo o contención.

La estimulación positiva jugará sin duda un papel muy importante, realzar y valorar los esfuerzos, agradecer constantemente, infundir positivismo, optimismo y esperanza, de modo a elevar la moral de las personas y por sobre todo denotar la importancia que tiene su labor y su servicio para la Empresa y para la sociedad, busquemos siempre la forma de dar un sentido positivo a la tarea realizada, cualquiera esta sea.

Si a todas las cosas anteriormente mencionadas podemos sumar una política de incentivos monetarios, premios, beneficios adicionales, etc., lógicamente sería mucho mejor pero eso dependerá de las posibilidades de cada Empresa, tengamos en cuenta que muchas pequeñas, medianas y grandes Empresas están atravesando una crisis económica que quizás no permita este tipo de acciones.

Nos encontramos ante un escenario de grandes desafíos para los profesionales de Recursos Humanos, deberemos reinventar algunos conceptos y adaptarlos a una situación totalmente nueva, por lo tanto, difícilmente podamos dar respuesta a la pregunta planteada inicialmente, quizás más adelante todas las experiencias vividas durante esta crisis sanitaria nos dará la respuesta. De momento, deberemos buscar la forma de apoyar emocionalmente a nuestros colaboradores, de tratar de que se mantengan positivos, contentos y motivados, lo cual obviamente se verá reflejado e